“La Facultad de Derecho ha adquirido gran notoriedad y crédito en España gracias a sus profesores y egresados”

22 junio, 2020

El Colegio de Gestores Administrativos de Málaga tenía previsto realizar una jornada de puertas abiertas para los alumnos de la Facultad de Derecho a fin de darles a conocer nuestra profesión y ofrecerles una posible puerta de futuro. La pandemia, como ha ocurrido con otras tantas cosas, ha impedido la celebración de la misma. Así que compartimos con vosotros la entrevista que le realizamos al decano de la Facultad, Juan José Hinojosa, para nuestro anuario apenas un par de meses antes de que el coronavirus nos impusiera la distancia social y, por tanto, la cancelación de este tipo de eventos. De esta forma, os acercamos los posibles cursos que ofrece la UMA para completar la formación de los gA así como la realidad actual de la Facultad para que la conozcáis un poco mejor.

Juan José Hinojosa Torralvo es Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y Doctor en Derecho Tributario Europeo por la Università di Bologna con sobresaliente cum laude; Catedrático de Universidad desde 1996 en la Universidad de Almería y desde 2007, en la Universidad de Málaga.

Ha sido además director comisario de la Escuela Universitaria de Relaciones Laborales, director del Departamento de Derecho Financiero de la Universidad de Málaga, director del Departamento de Derecho Público General de la Universidad de Almería, director del Departamento de Derecho Financiero, Economía Política y Filosofía del Derecho y, desde 2011, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga.

En el plano investigador, es autor de numerosas obras y publicaciones científicas, tanto monografías como artículos de investigación y aportaciones a obras colectivas. Una de sus principales líneas de investigación es la economía social y cooperativa.

En la actualidad, la Facultad que lidera imparte dos grados -Derecho y Criminología-; una doble titulación -Derecho y ADE-; seis titulaciones máster y varios títulos propios.

Una gran mayoría de los gestores administrativos de Málaga son graduados en Derecho. ¿Qué título les recomendaría para completar su formación?

Tenemos un título propio muy interesante para este colectivo: Derecho Inglés, que está impartido por profesores británicos. Somos la única universidad española que lo imparte y dado la densidad de población extranjera que visita y reside en nuestra provincia es un complemento perfecto para aquellos gestores administrativos que deseen especializarse en este ámbito.

¿Qué prioridades tiene el Decano de Derecho?

Nuestros proyectos más urgentes están relacionados con unas modificaciones que estamos elaborando de los planes de estudios para adaptarlos a las necesidades actuales.

¿Qué cambios se prevén?

Las modificaciones serán de dos tipos. Unas de carácter metodológico, hemos observado que algunas asignaturas pueden tener una ubicación temporal más adecuada. Y las otras serán de más calado: el Plan de Estudios de Derecho vigente tiene muchas asignaturas optativas y hemos perdido troncalidad. Queremos reducir créditos optativos y ampliar los obligatorios. Es una demanda del profesorado que es importante atender.

¿Cómo es el perfil del alumno de Derecho? ¿Los que optan por los dobles grados son más brillantes?

En general, el alumno que quiere cursar un doble grado está muy preparado y tiene muchas ganas de trabajar. De hecho, las exigencias de entrada en las dobles titulaciones son más elevadas, la nota de corte de selectividad es más alta.

Pero el éxito de los dobles grados tiene que ver con la utilidad profesional. Por ejemplo, el doble grado Derecho-ADE ofrece una preparación y una visión muy completa. Nosotros ahora nos estamos planteando hacer un doble grado de Derecho-Criminología. Pero, ¿por qué no crear, por ejemplo, Derecho-Periodismo, Derecho-Filosofía…?

La universidad tiene que plantearse estudios dobles de carácter útil y profesional pero también formativo. La universidad no solo está para sacar titulados al mercado, sino también para formar y transmitir conocimiento. La universidad es el centro de formación por excelencia. En cualquier caso, la calidad de la mayoría nuestros alumnos es incuestionable.

¿Y cómo es el perfil del profesorado de la Facultad de Derecho?

La Facultad de Derecho es muy antigua, no solo en Málaga, sino que la Universidad surge alrededor de las escuelas jurídicas hace miles de años. Todo eso se encuentra en el ADN del profesor universitario de Derecho y conforma su manera de ser.

El Derecho es una rama del saber que cada vez es más amplia y tiene más contenido, los Estados legislan sobre todo, la invasión del Derecho es cada vez mayor y por tanto el parcelamiento de las materias se hace cada vez se hace más necesaria. En Derecho hay muchas disciplinas y los profesores son expertos en las materias que imparten. Pero además, al profesor de Derecho se le presupone un elemento común: la concepción de unos fundamentos básicos y elementales del entendimiento del Derecho común como fenómeno social y como instrumento de convivencia y de regulación de las relaciones.

El perfil de nuestro profesorado es el de un profesor muy concienciado con lo que hace, muchos de ellos fueron estudiantes que se interesaron por el estudio y la investigación y que han optado por la docencia. En la actualidad tenemos un centenar de profesores permanentes y casi otro centenar de profesores ayudantes, interinos o asociados. El perfil del profesor es, en un tercer aspecto, joven, muy preparado técnicamente y muy versado en una metodología de enseñanza moderna y apegada al instrumento tecnológico.

¿Qué impronta le gustaría que luciesen los graduados de su Facultad?

Más que hablar de impronta, lo importante es que nuestros alumnos se conviertan en buenos juristas y en buenos criminólogos y que salgan muy bien formados en las maestrías que impartimos. La Facultad de Derecho de Málaga ha adquirido gran notoriedad y crédito en España gracias a sus profesores y egresados, muchos de ellos son notables juristas.

¿Qué retos tiene hoy día el Derecho?

El Derecho tiene que internacionalizarse, ese es uno de los grandes retos y es muy difícil de conseguir.